Vivero pidió que se revise el proceso licitatorio de la represa de Chihuido I

 

El diputado nacional Carlos Alberto Vivero presentó un proyecto para que se declare de interés la obra de Chihuido. El mismo será tratado por la Comisión de Obras Públicas.

 

A siete años de la licitación y la posterior polémica readecuación de las condiciones de adjudicación durante el gobierno de Macri –que tampoco posibilitaron el inicio de la obra-, Vivero pide que se revise el proceso licitatorio dado que habría oferentes que garantizan el financiamiento de la obra.

 

El diputado nacional Carlos Alberto Vivero presentó un proyecto para que se declare de interés la obra de Chihuido, que permitirá el aprovechamiento hidroeléctrico y, mediante la regulación del caudal del río Neuquén, permitirá una mejor regulación del caudal del río Neuquén mediante un abastecimiento tendiente a asegurar suministro de agua para consumo humano, riego y uso industrial durante períodos de sequía.  El proyecto será tratado por la Comisión de Obras Públicas de la Cámara de Diputados y el legislador neuquino lo enviará al ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis.

 

Vivero sostuvo que “en primer lugar hay que respetar el proceso licitatorio tal cual se planteó en el año 2014 y entendiendo también que la adjudicataria de esa licitación no cumplió los requisitos financieros ni tampoco cumplimento los requisitos que estaban planteados en el pliego y nos parece atendible el planteo que está haciendo el conglomerado que lleva adelante la empresa Power China para que se revise esa licitación y que se adjudique a quien venía detrás y que garantiza el financiamiento de 2.400 millones de dólares, porque lo fundamenta con antecedentes y lo que dice el proceso licitatorio es claro”.

 

“Nos parece una obra clave y necesaria en el proceso de desarrollo económico de la región centro, entendemos que el Estado nacional debe asumir esta situación y debemos accionar para generar un impulso de reactivación económica más que urgente y necesaria y que si se respeta el proceso licitatorio y se atiende el reclamo del conglomerado encabezado por la empresa china, que además garantiza el financiamiento, estamos en condiciones de iniciar una obra emblemática y largamente anhelada”, sostuvo Vivero.

 

“Esperamos del gobernador Omar Gutiérrez y de las autoridades de la Legislatura neuquina un pronunciamiento en ese sentido, entendiendo que es un fuerte impulso para la región”, planteó el diputado nacional neuquino, integrante del Frente de Todos.

 

En el proyecto, también da cuenta que “la obra de la represa Chihuido I transciende ampliamente la propia construcción de la misma, ya que el proyecto prevé además una ampliación de la estación transformadora de la localidad de Las Lajas y construcción de una línea de media tensión hasta la futura central Chihuido I; construcción del tendido de líneas de media y baja tensión para las localidades de Quili Malal, Bajada del Agrio y el paraje Cañadón Rojo; construcción del tendido de 81km de línea de media tensión al paraje Los Chihuidos; repavimentación de la Ruta Provincial N° 14 desde la Ciudad de Zapala hasta Covunco y mejoramiento del tramo puente del arroyo Covunco hasta el empalme con la Ruta Nacional 40 pasando por Bajada del Agrio; reubicación de la Ruta Provincial N° 10 desde su empalme con la Ruta Provincial N° 14 hasta el emplazamiento de la represa; repavimentación de la Avenida Alfredo Fortabat de la Ciudad de Zapala; construcción de un nuevo puente sobre el arroyo Covunco; y la construcción de un nuevo puente sobre el río Agrio”.

 

Vivero señaló que la represa fue planificada “en la década del 70´ por la empresa estatal Agua y Energía Eléctrica, el proyecto de la Represa Chihuido I tenía como objetivo el aprovechamiento del río Neuquén en su curso medio, cuyo proceso histórico nos indica que el mismo jamás logró concretarse desde el momento de su planificación”.

 

Esta obra generará una importante cantidad de puestos de trabajo en la construcción y luego en la operación, además de un sinnúmero de obras complementarias que demandará la iniciativa.

 

Vivero destacó que “el proyecto prevé acciones, obras y desarrollo de proyectos socioambientales de una gran envergadura a nivel local y regional, en tanto que se deberá realizar un reasentamiento de la Localidad de Quili Malal, en la zona denominada El Bolsico a 4 km al sur de su ubicación actual. Para esto se planificó una nueva estructura urbana y rural y se diseñó un programa de desarrollo destinado a ofrecer distintas alternativas productivas”.

 

Apuntó que también generará “el reasentamiento de los parajes rurales Bajada del Puente, Villa del Agrio y Agrio del Medio, los cuales serán reubicados en la localidad de Bajada del Agrio, se encuentra dentro de una ampliación y remodelación de referida localidad que permitirá albergar a pobladores relocalizados”.

 

El diputado neuquino afirma que todos estos puntos ponen en valor “la importancia y relevancia que esta obra energética posee tanto para la Provincia del Neuquén, como para todo el sistema energético nacional. Luego años de retrasos y contramarchas, la obra del Chihuido I sigue aún sin concretarse en gran medida por la inacción y desinterés del gobierno del ex presidente Mauricio Macri, quien nunca proyectó promover inversiones que permitan desarrollar territorios que se encuentran más alejados a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA)”.