Las obras privadas solo podrán comenzar si tienen un permiso de la Municipalidad 

 

En Alejandro Nicola, secretario de Coordinación e Infraestructura, contó que este lunes lo que se pondrá en marcha es a gestión de los permisos.

 

Este lunes la ciudad incorporará a la cuarentena administrada la actividad en las obras privadas. Con esta nueva fase de la cuarentena, quienes tengan la autorización para trabajar lo deberán hacer bajo un estricto protocolo, y con un permiso previo.

 

En este sentido, Alejandro Nicola, secretario de Coordinación e Infraestructura dio detalles de cómo procederá la Municipalidad. “La posibilidad de reinicio de la obra privada se da a partir del lunes. Pero esto no quiere decir que todo el mundo pueda empezar. Sino que previo al reinicio de cualquier obra se tiene que pedir permiso y tener la autorización específica”. Además, afirmó que “ninguna obra podrá comenzar sino tiene autorización expresa de la Municipalidad de Neuquén”.

 

Según explicó estos permisos podrán gestionarse en forma electrónica. “Vamos a implementar turnos y estamos viendo de movilizarnos nosotros a la obra”.  Pero el funcionario advirtió que “obra que se inicia sin permiso se considerará clandestina y tendrá una causa penal”.

 

Además explicó que, para habilitar las obras, los responsables técnicos deberán firmar una declaración jurada. Se comprometerán a “hacer cumplir un protocolo muy estricto que fija las condiciones sanitarias. Y las medidas específicas para desarrollar esta actividad”.

 

En este sentido, explicó que hay dos tipos de obra. «Las de gran envergadura que son las de más de 250 metros cuadrados de superficie en construcción». Estas obras las realizan empresas constructoras. Por lo tanto, «tienen representante técnico, director de obra y responsable en seguridad e higiene. Estos tres actores son los que tienen que firmar este protocolo y hacerlo cumplir”.

 

En tanto las obras de menos de 250 metros cuadrados, será el responsable técnico y el propietario quienes tengan que firmar la declaración jurada y “los responsables de su cumplimiento”, comentó Nicola.