No hay acuerdo por el bono de fin de año para trabajadores petroleros

 

“Parece que acá es más importante resolver problemas de las empresas, y quedan de lado los trabajadores”, dijo Guillermo Pereyra al terminar el encuentro.

 

El encuentro entre el Sindicato de Petroleros Privado de Río Negro, Neuquén y la Pampa, y las Cámaras de empresas operadoras (CEPH) y de Servicios (CEOPE) para definir un bono extraordinario de 50.000 pesos para los trabajadores de cuenca neuquina, pasó a un cuarto intermedio hasta hoy a las 11.

 

Durante la tensa reunión no hubo acercamiento de las partes. “Parece que acá es más importante resolver problemas de las empresas que ya tienen garantizados subsidios y eliminación de retenciones para exportar, entre otras medidas de estímulo y quedan de lado los trabajadores que este año padecieron una situación extremadamente compleja en materia salarial”, dijo Guillermo Pereyra al terminar el encuentro.

 

El Secretario General de la organización gremial recordó que durante la cuarentena se aplicó a mansalva y de manera absolutamente irregular el artículo 223 bis de Ley de Contratos de Trabajo.” No se cumplió con la ley y se puso en riesgo a los trabajadores que en muchos casos debieron cumplir multiplicidad de tareas con reducción salarial y no tuvieron aportes ni contribuciones. De hecho, no hubo aguinaldo debido a la aplicación del 223 bis”. Y agregó que “ningún trabajador firmó ese artículo en los términos que se había acordado, e incluso sufrieron amenazas para seguir prestando tareas”.

 

Esta situación fue reiteradamente denunciada por la organización sindical ante las autoridades competentes y en los ámbitos correspondientes. Pero ante una nueva afrenta y constante desidia de parte de las empresas, el Sindicato de Petroleros Privados vuelve a ponerse de pie y en estado de movilización para evitar estos atropellos que se cometen de manera velada e impune.