Aseguran que el impulso del Ejecutivo fue «clave» para sancionar la IVE en el Senado

 

 

El impulso «más contundente» en la Cámara de Diputados y «el respaldo explícito del Poder Ejecutivo» fueron las claves de la aprobación de la ley. 

 

Según un informe de la Subsecretaría de Asuntos Parlamentarios, el impulso del Poder Ejecutivo  fue clave para la aprobación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. 

 

«Si bien existió un voto transversal de distintos partidos políticos, el aporte legislativo del peronismo y el impulso del Poder Ejecutivo encabezado por Alberto Fernández fueron determinantes para la legalización», aseguró Cecilia Gómez Mirada a través de un comunicado.

 

El reporte comparó el tratamiento de la ley de IVE en el Senado de los proyectos de 2018 y 2020. En este sentido, resaltó «el respaldo explícito del Poder Ejecutivo, que envió un texto propio» y «el impulso más contundente en Diputados».

 

La votación prácticamente se invirtió, dado que en 2018 hubo 38 rechazos y 31 votos a favor. Y en 2020, el respaldo al proyecto logró 38 afirmativos y 29 rechazos.

 

El Frente de Todos fue el bloque que aportó la mayor cantidad de votos positivos (25). Y el 78,6% de quienes ingresaron al Senado en 2019 en la boleta de Alberto Fernández, votó a favor.

 

La UCR se mantuvo como la principal fuerza opositora al proyecto con el rechazo del 64% de su bancada. Y el  PRO aumentó su adhesión a la legalización, pasando del 44% al 62%.

 

Solo 7 de los 51 senadores que participaron en 2018 y 2020 modificaron su postura y todos lo hicieron en un sentido que contribuyó a la sanción de la ley. Ya sea cambiando su voto hacia positivo, absteniéndose o ausentándose.

 

Si se analiza el comportamiento de los bloques, en ambos años hubo «libertad de acción» partidaria, observándose apoyos y rechazos de manera transversal en las distintas identidades políticas.