Restringen el uso de armas al personal de fuerzas denunciado por violencia de género

 

El Gobierno nacional facultó a la Dirección Nacional de Políticas de Género del Ministerio de Seguridad para que las fuerzas procedan en la restricción del uso de armas. 

 

Con la firma de la ministra Sabina Frederic, el Gobierno nacional resolvió la «restricción de la portación, tenencia y transporte del arma». Es para el personal en los casos en que exista denuncia por violencia de género o intrafamiliar.

El artículo primero establece que la restricción del arma regirá para el «personal de las fuerzas policiales y de seguridad federales. En los casos en que exista denuncia por violencia de género y/o violencia intrafamiliar. Cuando sea considerado aconsejable en virtud de las circunstancias y gravedad del caso».

En este sentido, amplían en uno de los anexos las modalidades en las que se procederá a la restricción. Serán «preventivas o con medida cautelar».

Se considerará el primer caso cuando «aún no mediando medida cautelar dictada por la autoridad judicial competente. Y luego de la evaluación en concreto de una o más denuncias ingresantes por cualquier vía a la Dirección Nacional de Políticas de Género, sugieran que el arma de dotación pueda representar un riesgo inminente para la víctima».

Además, «intervendrá una Junta de Reconocimientos Médicos a fines de evaluar el estado psicofísico del personal denunciado. Así como también su aptitud para la portación de armamento».

En tanto, se considerará la modalidad «con medida cautelar» cuando «el personal se viera alcanzado por alguna de las medidas dispuestas por los artículos 26 de la Ley Nº 26.485. O 4º de la Ley 24.417». En este caso, la restricción podrá ser «parcial o total».

Mientras que parcial cuando «permite a la persona afectada por la medida utilizar el arma de dotación solamente durante la jornada laboral. Debiendo depositarla en la armería de su destino al culminar la misma».

En cambio la restricción será total «ante la valoración de un caso grave como abuso sexual o tentativa de abuso sexual. También, lesiones graves, intento de homicidio/femicidio, cuando el personal denunciado se encuentre detenido a disposición de la justicia ante la posible comisión de un ilícito», entre otras.