La Legislatura de Neuquén ratificó el Consenso Fiscal 2020 firmado con Nación

 

 

En la madrugada del viernes sancionó la ley 3281 que ratifica el acuerdo de estructuras tributarias entre las provincias y Nación.

 

Diputados y diputadas de Neuquén aprobaron por mayoría el Consenso Fiscal 2020, firmado el pasado 4 de diciembre con el gobierno nacional. Por la positiva, votaron 25 diputados y diputadas del MPN, Juntos, FRIN, FNN, UP, Siempre, FdT y Muñoz y Campos del PDC. Por la negativa se pronunciaron desde los bloques Juntos por el Cambio, FIT, PTS- FIT y el diputado Carlos Coggiola del PDC.

 

Desde el MPN, la diputada Liliana Murisi dijo que el acuerdo “es necesario” para dar continuidad a los consensos anteriores. Así como para definir pautas comunes en materia tributaria y de endeudamiento. Asimismo, remarcó que el pacto “no modifica la situación tributaria de los contribuyentes” de la provincia. En tanto representa “fundamentalmente una continuidad del consenso 2019”. Y establece la suspensión anual de las cláusulas definidas por los consensos firmados con el anterior gobierno nacional. 

 

Además, la legisladora indicó que el Pacto 2020 incorpora compromisos del Estado nacional y de las provincias en materia tributaria. Y sobre un “endeudamiento responsable”. En términos tributarios, la administración nacional pondrá a disposición, a través de la AFIP, herramientas para la mejora de registros de identificación de contribuyentes. También, se implementará un programa para la simplificación y coordinación tributaria federal a fin de avanzar en la desburocratización, entre otros aspectos acordados.

 

También se refirió a los criterios para tomar deuda. En este sentido, remarcó que las provincias no podrán endeudarse en moneda extranjera. Finalmente, señaló que el acuerdo implica la abstención de iniciar nuevos litigios relativos al régimen por coparticipación federal de impuestos.

 

Desde el Frente de Todos, el diputado Darío Peralta justificó el voto positivo del bloque. Aseguró que el acuerdo busca una “normalidad más justa entre la Nación y las provincias”.  Y que pone mayor compromiso en educación, salud y empleo. En el mismo sentido, su par de banca, Soledad Martínez sostuvo que “esta ley nos da garantías respecto de la inquietud que manifestamos al momento de votar en contra el presupuesto provincial por los fuertes niveles de endeudamiento”. 

 

En contra se pronunció el diputado Andrés Blanco (PTS-FIT), quien repudió que “la Legislatura sea una escribanía dando un tratamiento acelerado a un tema de esta magnitud en estos tiempos”. Dijo que desde el 2017 “la economía se ha vuelto más vulnerable” y que la austeridad que se plantea desde el gobierno provincial constituye un ajuste. “Se está promoviendo un acuerdo en base al detrimento de las economías populares”, finalizó el diputado. 

 

En similar sentido se pronunció Patricia Jure desde la banca del FIT, quien dijo que los consensos fiscales que se renuevan o modifican anualmente constituyen “acuerdos de gobernabilidad” que no arrojan respuestas a las demandas sociales y que forman parte del “paquete de la clase capitalista”.

 

A su turno, el diputado Carlos Coggiola (PDC) cuestionó la celeridad con la que se trató el acuerdo. Y aseguró que el plazo de 30 días corría para la elevación del Consenso por parte del Ejecutivo pero no para su tratamiento parlamentario. En ese sentido, lamentó que no asistieran funcionarios a explicar detalles del pacto. Además, advirtió incoherencia en la habilitación, a través del presupuesto, para que la provincia tome deuda en dólares y el nuevo criterio del consenso que limita esa posibilidad. 

 

Por Juntos por el Cambio se expresó el diputado César Gass. Criticó la celeridad del tratamiento legislativo que “no permitió contar con la letra” del consenso. Recordó que el año pasado su espacio no acompañó. Y señaló que hoy “no tenemos argumentos para cambiar de posición”.