Deportes analizó el impactó la cuarentena en los hábitos cotidianos de la población

 

 

La Provincia encuestó a 5000 personas a través del Observatorio de Deporte y Actividad Física. Buscan revisar y diseñar políticas públicas.

 

La pandemia afectó la vida cotidiana de los ciudadanos, provocando desde alteraciones de sueño hasta cambios de hábitos en la alimentación. Así lo revela una encuesta del ministerio de Deportes realizada sobre personas vinculadas a la actividad física y el deporte.

 

El Observatorio de Deporte y Actividad Física de la cartera provincial realizó este estudio. Se presentó en el auditorio de la Ciudad Deportiva. Comprendió un período de seis meses (de marzo a septiembre). El objetivo, es analizar hábitos de vida básicos en relación a la actividad física, alimentación, sueño, actividad laboral o escolar. También, experiencias y emociones en personas de la provincia de Neuquén y Alto Valle.

 

El ministro de Deportes, Luis Sánchez, destacó “la predisposición” de las respuestas de 5.031 encuestados en diferentes etapas. En este sentido, explicó que “esta recopilación de datos es un estudio científico de la cuarentena muy importante porque permite conocer los cambios de hábitos que nos generó. Y nos permite la creación y modificación de las políticas públicas”.

 

Además, consideró que, a partir de este informe, es probable que surjan cuestiones a nivel de la salud. Mencionó:  “La hipertensión, la obesidad, diabetes y trastornos psicológicos que se han generado por esta situación.”  Por eso, señaló que «la actividad física y el deporte son el principal aliado con el que contamos para ir mejorando todos estos parámetros».

 

El director general de evaluación e investigación, Mauro Santander, detalló parte de las principales conclusiones de la encuesta. 

 

«Hemos analizado la alteración de los hábitos de vida durante el período de cuarentena y el de flexibilización. Nos interesaba saber cómo y cuánto cambiaron. Entre ellos, destacamos las variaciones en el sueño que tuvo una gran alteración al principio de la cuarentena y luego se estabilizó. También analizamos la calidad y las horas diarias frente a pantallas y, en ese sentido, cómo se alteraron. Allí vimos que, si bien se vieron modificados, tenemos que tener en cuenta que hubo incremento del teletrabajo y las actividades virtuales”.

 

También detectaron “que hubo mucha gente que comenzó a realizar actividad física durante el período de cuarentena y que utilizó diferentes recursos». Otros puntos que se analizaron fueron las emociones. Aseguró que las sensaciones, las dolencias variaron.  «El objetivo es que este conocimiento generado por la comunidad pueda ser utilizado por ella».