Mónica Astorga: “Mi sueño era que las mujeres trans tuvieran una casa digna”

 

Se entregaron 12 viviendas a mujeres trans. Se trata un proyecto impulsado por la hermana Mónica Astorga junto a la Provincia y el municipio capitalino. 

 

Este lunes el gobernador Omar Gutiérrez entregó el condominio social tutelado para mujeres trans en estado de vulnerabilidad. La obra demandó una inversión de 27,6 millones de pesos. Será administrada por el monasterio Carmelitas Descalzas, a partir de la labor de la hermana Mónica Astorga.

 

La iniciativa surgió a partir del trabajo conjunto de la dirección provincial de Buenas Prácticas del ministerio de Ciudadanía,  y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo. Junto con la Municipalidad de Neuquén y el monasterio de las Carmelitas Descalzas.

 

Las beneficiarias son mujeres trans en estado de máxima vulnerabilidad. El complejo cuenta con un salón de usos múltiples y una oficina de administración. También, con doce departamentos, seis en planta baja y seis en la planta superior.

 

“Mi sueño era que las mujeres trans tuvieran una casa digna. Porque nunca se les da una oportunidad. No tiene derecho a nada. Pidiendo ayuda y encontrando gente con buena voluntad que empezó a unirse a esta locura se logró esto que hoy es una realidad”, sostuvo la hermana Mónica Astorga.

 

El condominio será administrado por el monasterio Carmelitas Descalzas.

“Doce mujeres trans que abren por primera vez una casa a estrenar. Yo les decía a ellas que ustedes van a vivir allí el tiempo que ustedes decidan. Si un día deciden irse o se mueren, ese lugar lo va a ocupar otra compañera. Estos departamentos son muy luminosos; y ellas vivieron en la oscuridad porque nosotros las hicimos vivir ahí, vivieron siempre de noche; entonces tienen que aprovechar la luz de este lugar, que es único en su tipo en todo el mundo. No hay casa para trans en ningún otro lugar”, agregó.

 

“Se trata de un plan habitacional para que las personas trans puedan concretar el derecho a la vivienda, al bienestar, a desarrollarse aquí familiarmente”, sostuvo el mandatario.

 

Gutiérrez felicitó además a Mónica Astorga. “Por tu lucha, porque esto es fruto de tu lucha y tu trabajo, de haberte acercado para contarnos qué necesidades había. De haber confiado y sostenido con paciencia este proyecto el tiempo que nos demandó concretarlo”.

 

Una de las beneficiarias, Cintia Díaz, se mostró “agradecida con la hermana Mónica, con el gobernador Gutiérrez y con el IPVU”.

 

“Esto nos cambia la vida. Estamos muy felices, creo que las doce que vamos a vivir en el complejo lo vamos a cuidar muchísimo, porque nunca vivimos en un lugar así, siempre fueron lugares precarios, sin gas, cloacas ni luz; y hoy gracias a la hermana Mónica estamos cumpliendo este sueño”, aportó Erica Díaz.

 

“Desde chicas sufrimos primero la exclusión de la familia y nos quedamos en la calle a temprana edad todas nosotras. Después, en los lugares en los que vivimos siempre se aprovecharon de nuestra condición”, agregó Wanda.