Gutiérrez y Gaido supervisaron las obras del puente de calle Saavedra

.

 

Los trabajos permitirán mejorar la conexión vial en la zona sur de Neuquén. El gobernador además anunció una nueva etapa de trabajos.

 

El gobernador Omar Gutiérrez, y el intendente de la ciudad de Neuquén, Mariano Gaido, supervisaron el nuevo puente de hormigón en el arroyo Durán. El mismo va a permitir mejorar la conexión vial en la zona sur de la ciudad de Neuquén. Se trata de una de las obras de conectividad complementarias del sector de las 127 Hectáreas. Se suma a la apertura de la calle Saavedra.

 

“Vamos a seguir con constancia, continuidad y persistencia» dijo Gutiérrez. Para «poder culminar esta obra estructural e histórica» afirmó. Señaló que es para «hacer realidad una obra de justicia social aquí en los barrios de la ciudad de Neuquén”.

 

Además, el mandatario anunció que la Provincia encarará una nueva etapa de trabajos, que incluirá la profundización de la zona de expansión.

 

Destacó los trabajos de conectividad, que permitirán unir a los barrios Limay y La Sirena para facilitar todo tipo de actividades de circulación y deportivas. Y agradeció el compromiso de la constructora que lleva adelante los trabajos.

 

“Vamos a empezar con los primeros pasos de la tercera etapa del saneamiento, fortalecimiento y embellecimiento del arroyo Durán”, señaló Gutiérrez. Anticipó que buscarán financiamiento para nuevos trabajos. “Fruto de que hemos concretado la primera, que estamos haciendo la segunda y que la tercera está próxima a licitarse”, detalló.

 

Por su parte, el intendente Gaido sostuvo que “este puente es un ejemplo de lo que significa trabajar la Provincia y el municipio juntos». Añadió que es «el resultado positivo que tiene para la ciudad es que vamos a poder abrir una calle muy esperada”.

 

Las autoridades destacaron las inversiones en las obras y la zona de expansión del arroyo Durán para contener el agua en los temporales de lluvia y evitar así la afectación de los barrios.