El martillero podrá utilizar la policía  para avanzar en el remate de Cerámica Neuquén

 

Más de 80 trabajadores y trabajadoras de Cerámica Neuquén podrían perder su fuente de trabajo en medio de la emergencia sanitaria y social.

El juez Sergio Victor Cosentino  a cargo del Juzgado Laboral N°1, que lleva la causa contra la gestión obrera, autorizó la utilización de la “fuerza pública para la realización de la constatación del inmueble a subastar tal como fuera ordenado a fs. 736vta (24/02/20) y el allanamiento del domicilio en caso de resistencia, a efectuarse por el martillero Sr. Juan Nicolás Perata”.

 

Mariano Pedrero el abogado ceramista brindó detalles. “El juez Cosentino autoriza por primera vez al martillero a ingresar a la fábrica con la policía. Y en caso en que no se le permita el ingreso se produzca allanamiento y eventualmente desalojo de la fábrica”. Es muy grave porque es el “paso previo que necesitan para avanzar en el remate de la planta”. 

Además, denunció que se trata de un conflicto cuyo origen es laboral “por el vaciamiento y cierre de la planta por parte del grupo empresarial”. Y no puede ser que lo aborde “la policía y  la fiscalía y lo transformen en un conflicto penal”. 

 

Los obreros y se declararon en estado de alerta y movilización, reforzaron las guardias en resguardo de la fábrica. Bernardo Retamales, secretario de la Cooperativa Confluencia explicó que el remate significa «dejar a 80 familias sin sustento en medio de la pandemia”. Y denunció: “El Gobierno nos dice que nos quedemos en casa para cuidar nuestra salud pero ellos avanzan en atacar a las gestiones obreras y nos manda la policía para dejarnos sin trabajo.  Pero si corre riesgo el sustento de nuestras familias vamos a defender la fábrica”. 

Andrés Blanco, secretario adjunto del Sindicato Ceramista y diputado del Frente de Izquierda aseguró que “la justicia y la patronal quieren avanzar contra la gestión obreras con la absoluta complicidad del Gobierno provincial”. 

Denunció que esta “fábrica fue abandonada por el empresario Edgardo Phillip sin pagar ningún costo por dejar a 80 familias en la calle. Pero fueron los trabajadores quienes desde el 2014 la pusierona producir para mantener los puestos de trabajo y ponerla al servicio de la comunidad”. 

Finalmente señaló que “desde las bancas del Frente de Izquierda vamos a insistir a los diputados y diputadas que en primer lugar se pronuncien contra el remate de la fábrica y pongan el debate el proyecto de ley de Expropiación de Cerámica Neuquén Bajo Control y Administración de los Trabajadores  que presentamos en la Legislatura con el apoyo de diferentes bloques de la oposición. El objetivo es mantener la fuente laboral bajo la gestión obrera y posibilitar la continuidad de la producción”.