Guillermo Pereyra: «Estamos frente a una crisis sanitaria y laboral»

 

El secretario general del Sindicato de Petroleros expresó su preocupación por la parálisis de la actividad hidrocarburífera y la crisis laboral que va a generar.

 

El dirigente petrolero, Guillermo Pereyra en una entrevista realizada esta semana en el Rompecabezas, AM Cumbre, dijo que son 20 mil los trabajadores que están en sus casas por la cuarentena. En esta entrevista habla de la situación del sector petrolero y las consecuencias para el país y los trabajadores.

 

– ¿Cuál es la situación que atraviesa el sector producto de la cuarentena?

Tenemos un país, un mundo sin consumo de combustible. Y esto ha pasado en todas partes del mundo. Cayó demanda. Las fábricas no están funcionando, los aviones no están volando, los vehículos no están rodando y así todo se ha caído.

Unos hablan del 80 otros del 90 por ciento del consumo. Hace falta pasar por una estación de servicio y es una desolación tremenda. Entonces ahí se da cuenta uno de lo que está pasando. Las refinerías están completas, no entra una gota más de combustible.

 

 

– ¿Qué va a pasar con la producción, van a seguir produciendo petróleo?

Bueno ese es el gran dilema. Seguramente se empiezan a cerrar los pozos y como consecuencia de eso una tremenda crisis laboral que va a costar mucho salir.

Acá hace falta inteligencia, creatividad. Eso es lo que estamos proponiendo nosotros desde todos los sindicatos del país.

 

 

-¿Qué proponen desde el gremio?

Elevamos una nota al ministro de Trabajo de la Nación Claudio Moroni proponiendo una mesa de diálogo para arribar a un acuerdo.  No estamos hablando de procedimiento de crisis. Porque la crisis todos sabemos cuál es y cuáles son los motivos. Así que no podríamos sentarnos a una mesa de negociación a hablar de un preventivo de crisis. Acá tenemos que hablar de la crisis y tenemos que hablar de qué forma podemos ir manejando esto para que los compañeros que están en la casa no pierdan su fuente de trabajo.

Como dijo el general, desensillar hasta que aclare. Que puedan recibir algo de su remuneración y que se pueda sostener la asistencia médica y farmacéutica hasta que esto empiece a caminar nuevamente. Yo no le veo otra salida.

 

Si algún compañero cree que hay otra salida y propone, estoy abierto al diálogo. Estoy en consulta permanente con todos los compañeros de mi sector y con los secretarios generales de todo el país del resto de las organizaciones sindicales.

Hay que llegar a un acuerdo para los compañeros que no están trabajando. Que no van a trabajar a lo mejor por dos o tres meses. Los que están trabajando queda claro van a cobrar tal cual venían cobrando con todos sus beneficios. Esos salarios no se tocan, los salarios son intangibles.

A mí me preocupan los que no están haciendo tareas que son muchos. Ahora son 20 mil. Podrá achicarse y en vez de 20 mil tendríamos 15 mil. Pero esta gente no puede perder el trabajo, entonces tiene que quedar en una nómina. Percibir una compensación no remunerativa y que se le siga manteniendo la obra social y todo hasta que vuelva a ponerse la economía en marcha y pueda seguir trabajando.

Acá quiero hacer una advertencia que no crean que se pueden llegar a salvar si llegan a un arreglo de desvinculación de la empresa. No se van a salvar. Va a ser peor el remedio que la enfermedad porque va a demorar mucho en recuperarse la economía. Es otro mundo el que vamos a vivir, no es el actual. Es otro mundo. Así que yo les aconsejo que hay que aguantar. Estar preparados como para pasar esta tremenda crisis.

 

 

-Usted habla de crisis sanitaria y crisis laboral

 

Si bien es cierto que nosotros tenemos una emergencia sanitaria, tenemos una crisis laboral en todos los sectores, en toda la industria. En especial la nuestra que es el motor principalmente económico para la región.

Ha llegado el momento difícil. Y acá es donde tenemos que tener creatividad, proponer soluciones durante esta emergencia para después poder empezar a salir y que la gente tenga trabajo. Pueda salir a trabajar y por supuesto con un crecimiento personal.

 

 

¿El decreto del Presidente que prohíbe despidos y suspensiones alcanza a la industria petrolera?

 

Están en la casa porque no hay trabajo. Esto es distinto. Están en la casa porque no hay trabajo. Ahora más o menos el 60 % de estos compañeros, de esta actividad la componen las pequeñas y medianas empresas. Las pymes no tienen espalda para aguantar 60 días de no despidos que dice el decreto. Ni tampoco para despedir tienen espalda. Acá hay que buscar la forma. Ellos ya no van a facturar este mes. ¿Van a poder pagar los salarios? No. No lo van a poder pagar.

 

 

-EDVSA notificó al personal por suspensiones y rebaja de los salarios

 

Esta empresa tiene muy poco trabajo acá en la zona. Tenemos 38 en Catriel y 50 en Añelo. Pregunté a los compañeros y no han recibido nada. Están en la casa por supuesto. De cualquier manera esto no lo puede hacer la empresa con una comunicación. Se vuelve a equivocar como otras más que se equivocaron y tuvieron que dar marcha atrás.