Las obreras textiles confeccionan barbijos y los ponen a disposición del sistema de salud

 

Las obreras de la cooperativa Traful Newen comenzaron a fabricar barbijos. Ponen su producción a disposición de las necesidades del sistema público de salud.

 

Las obreras textiles anunciaron que ante la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno nacional y provincial, están fabricando barbijos y ropa para hospitales.  «Las trabajadoras textiles de Traful Newen confeccionamos barbijos y ropa de salud. Sabemos que nuestra producción tiene que aportar a las necesidades populares».

 

Según informaron,  ya están produciendo barbijos para una institución de salud de la región. Pero sostienen que podrían «hacerlo para todo el sistema público de salud provincial».

 

Además, frente a la especulación empresaria, destacan la importancia  que sean las gestiones obreras las que produzcan «los barbijos y demás prendas sanitarias necesarias para esta crisis».  Aunque consideran que «debería ser el mismo Estado el que produzca y provea los insumos necesarios para que la salud». En este sentido afirman que «las vidas del pueblo trabajador» tienen que dejar de «ser un negocio».

 

En el mismo sentido, afirman que son «los trabajadores y trabajadoras quienes debemos intervenir con medidas concretas en iniciativas sanitarias y económicas para afrontar la pandemia. Las gestiones obreras nos ponemos a disposición y tenemos una salida».

 

Por último plantea que, al igual que otras fábricas bajo gestión obrera, solicitarán al gobierno nacional y provinciales, financiamiento de un plan de producción que permita que aquellas compañeras que están en grupo de riesgo o con afecciones de salud puedan estar en su casa mientras las demás, garantizan la producción.