Mon Laferte denunció las violaciones a los Derechos Humanos

La chilena se presentó en el segundo día del Festival de Viña del Mar 2020 donde aprovechó para enviar un mensaje de solidaridad a su pueblo.

 

Durante su presentación Mon Laferte denunció las violaciones a los DDHH durante el gobierno de Sebastián Piñera, la censura en el festival y exigió el derecho a la libertad de expresión.

 

Conocé su discurso completo:

«Cuando me dijeron que si iba al Festival de Viña yo no sabía qué hacer. Tenía mucho miedo y al tiro dije que tenía que cancelar y muchas personas me dijeron muchas cosas. Algunas personas me decían “Tenés que cancelar”. Amistades, equipos de trabajo, familia, redes sociales, todos me decían lo mismo, que no se puede hacer una fiesta en medio de las injusticias sociales y violaciones a derechos humanos. No se puede hacer un festival en medio del estallido. Otras personas me decían “No, tenés que ir, tenés que dejar la cagada”.

 

Mucha gente me decía muchas cosas. Todo el mundo me daba consejos y la verdad yo estaba pensando qué hacer y un día me enteré por las redes sociales de un comunicado de prensa de Carabineros de Chile en donde Carabineros le pedía a la fiscalía que me citará a declarar por haber cometido un delito.

 

Entonces yo pensaba muchas cosas y la gente me daba muchos consejos. Algunos buenos, otros malos, inclusive algunos me cobraban plata. Y yo sólo decía si solamente di una entrevista y dije una expresión como cualquier persona.

 

La verdad es que he estado muy nerviosa. He tenido miedo, he estado asustada, pero también me he sentido súper valiente. Al final me dijeron que tenía preparar un discurso para el día (hoy) Me decían que tenía que decir algo y yo decía por qué debo hacerlo si soy una cantante no más que da su opinión, como cualquier persona. Lo que quería decir, en realidad, es que lo único que sé hacer es cantar.

 

Yo nací en Viña del Mar, en una población de allá arriba en un cerro que se llama Gómez Carreño. Y estudié en escuela D320 Orlando Peña Carvajal y lo único que aprendí en la vida fue a cantar, porque tuve que empezar a trabajar desde muy chiquitita. No quiero dar lástima con esto, ni nada, lo único que quiero decir es que es tan difícil quedarse callada cuando uno de verdad lo vivió en carne propia, porque no toda la gente sabe lo que es cagarse de hambre de verdad.

 

 

Y sé que ahora tengo privilegios, lo que quiero decir es que yo vivía en la población Gómez Carreño y no iba a poder estudiar. Mi padre era obrero de la construcción, mi madre era dueña de casa, yo no podía estudiar nada. Me puse a trabajar muy joven cantando y mi abuela, que me tenía que cuidar cuando mi mamá se iba a trabajar porque mi papá se fue, típica, bueno no todos, pero casi todos, me decía que yo tenía que ser famosa, es la única forma de que ya no pase hambre mijita. A uno le enseñan que hay que sacarse la cresta, esforzarse mucho y levantarse más temprano. Entonces, me lo tomé tan en serio para no fallarle a mi abuela, a mi familia, a mi población y a mi gente, y aquí estoy.

 

No tenía ningún discurso preparado. Sólo dije todas estas cosas porque les quiero cantar esta canción que escribí porque eran los consejos de mi abuela, ella desde pequeña quería que yo fuera una artista. Esta canción se llama ‘La trenza’, para todas a todas las princesas de la población».