La Legislatura rechazó el desembarco de Gendarmería en Plottier

 

La Legislatura de Neuquén rechazó por mayoría el desembarco de 60 efectivos de Gendarmería Nacional en la ciudad de Plottier.

 

La Cámara de Diputados aprobó por mayoría, con el voto negativo del PRO y la UCR,  la declaración Nº 2771. La misma expresa rechazo al desembarco de 60 efectivos de Gendarmería Nacional en la ciudad de Plottier. También  el intento del intendente Andrés Peressini de utilizar una fuerza de seguridad de naturaleza militar para el control e identificación de personas.

 

El diputado Eduardo Fuentes  dijo que el intendente de Plottier se arroga facultades que no le están conferidas. También cuestionó el avasallamiento a la autonomía de la provincia.  Y en este sentido aseveró que no son casuales los reiterados intentos de militarizar la zona. Y utilizar a fuerzas federales en tareas que no forman parte de sus funciones.

 

Desde el PTS-FIT, Raúl Godoy rechazó la injerencia de Gendarmería y dijo que “hay un interés de fondo; lo que se intenta militarizar es una reserva de petróleo y gas con fuerzas federales”. Su compañera del FIT, Angélica Lagunas, expresó que “seguridad no es sinónimo de la actuación de la Gendarmería”.

 

La diputada Carolina Rambeaud votó en contra de la iniciativa. Sostuvo que el pronunciamiento está “a contramano de lo que pide y reclama la población de Neuquén”.  Cuestionó al MPN y recordó que el año pasado la provincia acordó con el Gobierno Nacional el desembarco de Gendarmería para delitos complejos.

 

Desde el MPN , el diputado Maximiliano Caparroz  remarcó que hay un avasallamiento de los derechos de la provincia. Informó que el Gobierno provincial tomó conocimiento de la decisión del Ministerio de Seguridad de la Nación a través de los medios de comunicación. Recalcó que los intendentes no tienen potestad de firmar convenios con fuerzas federales para este tipo de medidas. Cuestionó la decisión unilateral y se pronunció a favor de tomar decisiones en un marco de diálogo y acuerdo.

 

En tanto, el diputado Santiago Nogueira consideró que la medida busca “simplificar una problemática compleja”. En esta línea la calificó como “un acto demogagógico y de una irresponsabilidad muy grande”.

 

Por el Frente Grande, el diputado Raúl Podestá aseguró que “este tipo de problemas no se soluciona por más que traigamos a todos los gendarmes”. Lo enmarcó en “un problema económico y social”.