La justicia intenta avanzar con el remate de Cerámica Neuquén

 

El viernes un martillero público se presentó en Cerámica Neuquén para intentar realizar una tasación previa al remate de la fábrica.

 

Un martillero público, bajo las órdenes del Juez laboral Sergio Cosentino se presentó en la Cerámica Neuquén con el objetivo de tasar la fábrica para avanzar en el remate. “Esto es un intento por parte del Juzgado y la ex patronal de Cerámica Neuquén para que los obreros aceptemos el desalojo de la fábrica y dejarnos en la calle”, informaron los obreros y obreras ceramistas

 

Los obreros de Cerámica Neuquén, junto con el Sindicato Ceramista “vamos a seguir en pie de lucha en defensa de nuestras fuentes de trabajo y el sustento de nuestras familias, por lo que en las próximas horas y días realizaremos asambleas para definir los pasos a seguir frente a esta provocación de la «justicia» y la patronal. No vamos a permitir ningún intento de desalojo ni remate”, aseguraron.

 

A través de un comunicado denunciaron “que el gobierno provincial sigue con su política de no recibir a las gestiones obreras, haciendo oído sordos a nuestros reclamos y lo hacemos responsable de cualquier hecho de violencia que pudiera generarse ante un intento de desalojo”.