Organizaciones sociales y ceramistas exigen ser recibidas por el gobierno

 

Durante toda la mañana cortaron la Avenida Argentina bloqueando el centro de la ciudad. Exigían ser atendidos por el Gobierno provincial.

 

 

Desde las 9, organizaciones sociales -FOL, CTEP, PO, Frente Darío Santillán- el sindicato ceramista y partidos integrantes del Frente de Izquierda, se concentraron y cortaron las calles del centro de la ciudad de Neuquén. Al mediodía, se movilizaron y cerraron la jornada con un acto frente a Casa de Gobierno.

 

 

Diego Mauro, referente del Frente de Organizaciones en Lucha informó que desde hace dos meses vienen protagonizando, sin respuesta por parte del gobierno, un plan de lucha junto a los ceramistas de Neuquén exigiendo que se abra la obra pública incorporando a trabajadoras y trabajadores desocupados y se compre insumos a las cerámicas bajo gestión obrera los ladrillos, pisos y revestimientos.

 

Andrés Blanco, secretario adjunto del sindicato ceramista aseguró que “es una decisión política del Gobierno provincial, no generar trabajo genuino con la apertura de la obra pública y no comprar los insumos para la obra pública a las tres fábricas ceramistas de la provincia, sabiendo que están en riesgo las fuentes de trabajo de más de cuatrocientas familias”.

 

Blanco denunció que desde hace meses vienen reclamando una reunión con el Gobierno provincial y “se niega a atendernos y atender el reclamos de cientos y cientos de familias a las cuales sigue sin llegarnos los millones y millones que se mueven en Vaca Muerta”.

 

Informó que cuando comenzaron los cortes, funcionarios del gobierno se comunicaron y prometieron una reunión para el martes con el único objetivo de evitar los cortes pero se negaron a poner por escrito hora y lugar de la reunión. “No hay voluntad de darnos respuesta, están preocupados por cómo pueda afectar la crisis y las medidas del Gobierno nacional a las petroleras y no cómo nos está afectando a las familias trabajadoras que no podemos garantizar llevarle todos los días un plato de comida a nuestros hijos e hijas”.